Duerme con tus hijos

Duerman con sus hijos, abracense mientras puedes bajo las mantas, no tengan miedo a esa adicción. Los hijos son pequeños sólo una vez, luego cuando sean grandes buscaran su camino y sus espacios. Duerman corazón contra corazón, tanto que sientas su aliento,porque no existe cosa más hermosa que esto. Disfruta de su niñez y de su compañía, ámalos cómo si se fuera a acabar el mundo hoy porque mañana ya habrán crecido y pensarás que te faltó tiempo para abrazarlos.

Nada mas hermoso qe disfrutar de nuestros hjos.

Deja un comentario