El ser humano no es indeciso, sólo eres una probabilidad cuántica

La próxima vez que alguien te culpe por haber tomado una decisión irracional, tú simplemente dile que estás obedeciendo las leyes de la física cuántica.
La física cuántica se ocupa de la ambigüedad en el mundo físico. El estado de una partícula particular, la energía que contiene, su ubicación, todo son inciertas y tienen que ser calculado en términos de probabilidades.
“Hemos acumulado tantas conclusiones paradójicas en el campo de la cognición, y especialmente en la toma de decisiones”, dijo Zheng Joyce Wang, quien es profesor asociado de la comunicación y el director de la Comunicación y Psicofisiología Lab. en la Universidad Estatal de Ohio. A veces somos indecisos de cómo nos sentimos, qué debemos elegir, qué debemos hacer en un momento donde la informacipon es limitada o qué decisiónes debemos tomar en un breve lapso de tiempo.
No siempre tenemos actitudes claras acerca de las cosas. Pero cuando te hacen una pregunta, como: ¿Qué quieres para cenar?, hay que pensar en ello y llegar a una respuesta en ese instante. Esa es la cognición cuántica. Cuando los investigadores tratan de estudiar el comportamiento humano utilizando sólo modelos matemáticos clásicos de racionalidad, algunos aspectos de la conducta humana no se computan. Desde el punto de vista clásico, esos comportamientos parecen irracionales”, explicó Wang.

No eres indeciso, eres cuántico.

Su trabajo sugiere que pensar en un modo cuántico , es decir, no seguir un enfoque convencional basado en la teoría de probabilidad clásica, permite a los seres humanos tomar decisiones importantes en un contexto de incertidumbre, y nos habilita para enfrentarnos a preguntas complejas a pesar de nuestros recursos mentales limitados. Aunque algunos no están de acuerdo con ello.
“Cada vez que surge algo que no es consistente con las teorías clásicas – concluye Wang – lo etiquetamos como irracional . Pero desde la perspectiva de la cognición cuántica, algunos resultados no son irracionales, es más: son consistentes con la teoría cuántica y con la forma en que la gente realmente se comportan”.
El trabajo ha sido publicado en dos revistas especializadas diferentes: Current Directions in Psychological Science y en Trends in Cognitive Sciences

Deja un comentario