Los signos del zodiaco en Halloween

Era una casa terrorífica que encontraron mientras paseaban una noche de Halloween…

— ¡Vamos! Que problema hay en que entremos y averigüemos qué hay dentro? -Se quejó Sagitario viendo dudosos a los signos al entrar aunque cada uno por sus motivos-

— Qué tantas ganas tienes de entrar a un lugar simple y llanamente abandonado, no nos va a aparecer ningún fantasma, Sagitario..! -Respondió Virgo algo molesto-

— Eso es cierto, solo vamos a perder el tiempo entrando a esta casa que ni siquiera da miedo. -Dijo Capricornio observando el lugar-

Vieron cómo Aries saltaba la valla que protegía la zona y se adentraba un poco al lugar

— Hagan lo que quieran, yo sí quiero ver qué hay ahí dentro -Dijo el carnero con una sonrisa orgullosa-

— Pues yo me uno, la verdad – Géminis fue detrás de Aries a explorar esa casa que, aunque poco miedo provocaba, lo cierto es que era un lugar horrible –

— El otro día que pasé por aqui vi una rata del tamaño de mi antebrazo, yo no entro ahi. ¡Qué asco! -Cáncer se negó mostrándose molesto-

Nadie se había enterado, pero Escorpio ya estaba al lado de Géminis y Aries dispuestos a entrar. ¿Cuándo demonios había saltado?

— Chicos, entremos todos. No los dejemos a ellos tres solos, no tenemos nada que hacer así que, por qué no visitar juntos el lugar? -Libra intentaba ponerse en el lugar de todos incapaz de inclinarse a un lado- Solo esperaba que se pusieran todos de acuerdo.

Detrás del grupo, a unos dos metros, estaba sentado en una piedra el León del grupo. Y sugirió;

— Libra tiene razón, chicos. Aunque seguramente no encontremos nada interesante en ese lugar, hagamos las cosas como siempre las hacemos, todos juntos. Quien se quede fuera lo meteré a rastras.

— Entonces, ánimo León. Qué haces ahí sentado como si te pesara el culo. -Respondió Acuario saltando la valla y tirándose encima de Géminis- ¡Te veo algo inseguro géminis! De verdad quieres entrar? -Acuario le dedicó una mirada burlesca-

— De qué estás hablando? ¡Claro que estoy listo! Si nadie más salta, iré con Aries! -Géminis agarró a Aries del brazo y se dirigieron a la puerta de entrada-

— ¡Vamos, Acuario! No perdamos el tiempo con los cobardes. -Dijo Escorpio haciendo lo mismo-

Leo no tuvo más remedio que unirse al plan, y mientras estaba arriba de la valla miró a Cáncer

— Y tú? No vas a venir?

En ese entonces Piscis rodea a Cáncer con sus brazos desde atrás, inmovilizándola.

— Ella no tiene ganas, esperaremos aquí fuera. -Movió a Cáncer consigo hacia el otro lado-

Los demás signos, excepto Tauro, que no apareció durante todo el día se dirigieron a la casa embrujada. Virgo y Capricornio no vieron la gracia de meterse en ella y se marcharon a casa.

Fue una noche divertida para todos los signos. Los que entraron en la casa se asustaron con alguna que otra araña y rata que se encontraban, se hacían bromas para asustarse unos a los otros. Y los demás, Virgo y Capricornio decidieron hacer de comer para todos hasta que llegaran y Cáncer y Piscis se mantuvieron fuera de lugar, nadie sabía dónde estaban pero los demás estaban tan a su rollo que ni se enteraron.

En un lugar alejado.

— Vamos, échale más arena. -Ordena Piscis a Cancer-

— Pero no hemos cavado lo suficiente, ¡se nota demasiado! -Responde Cancer aplastando la arena con las manos para disimular el bulto bajo la tierra, de forma inútil-

— No importa, seguro que si vienen y lo ven, creerán que aquí habrá algún muerto. -Piscis ríe-

Deja un comentario