No mendigues amor

No le exijas a tu pareja que te dedique tiempo, no le pidas a tu pareja que te responda rápido, no lo obligues a que cambie lo que no quiere cambiar, recuerda que las acciones tienen mas valor cuando las hacen por iniciativa propia y no porque lo tienes que pedir, un amor sincero dejará de hacer todo aquello que está mal y te molesta, pero, ¿un amor forzado? ¡un amor forzado no sirve ni servirá nunca!

Al final es simple, la persona que te merece es aquella que teniendo la libertad de elegir, se acerca a ti, te aprecia y te dedica tiempo y pensamientos.

No mendigues amor a quien no tiene tiempo para ti, a quien solo piensa en sí mismo. No lo hagas nunca. No te merece quien te hace sentir invisible e insignificante con su indiferencia. Te merece quien con su atención te hace sentir importante y presente.

El amor se debe demostrar, pero nunca jamás se debe mendigar. El hecho de tener que hacerlo es el más fiel de reflejo de la injusticia emocional, del desequilibrio que vive el sentimiento que cimienta una relación.

Te merece aquel que dice menos pero hace más. No te merece quien solo te busca cuando te necesita sino quien está a tu lado cuando le necesitas y no solo cuando su interés se lo permite. Te merece quien sin esperar nada te lleva dentro, te siente y te hace sentir importante en su vida.

Deja un comentario