Ya no lo queremos más

A veces esperamos tanto, queremos tanto, deseamos tanto algo, que llega un momento en el que ya no podemos más, en el que simplemente lo dejamos ir, y nos sentimos liberados.

Ya no queremos ese beso, ese abrazo, esa muestra de afecto, esa propocisión, ese encuentro, ese perdón, simplemente decimos: “ya no más” y decidimos soltar ese peso… decidimos seguir adelante y ya no esperar nada de nadie. Soltamos aquello que nunca llegó, que nunca tuvimos, pero ya no nos duele ni nos lastima, ya no lo queremos más.

Deja un comentario